altea autismoLa mente humana, y la naturaleza, es compleja. En muchas ocasiones, el peor de los males no radica, ni mucho menos, en los trastornos que pueda manifestar, si no en el vacío que la ignorancia deja en nuestra sociedad. Para nosotros es importante explicar que cualquier trastorno, como los relacionados con el espectro autista, no debe ser motivo de temor, si no de comprensión, integración y colaboración. La asociación ASPAU (Asociación Proyecto Autismo) se define como un “grupo de padres de personas con autismo de la Comunidad Valenciana comprometidos en una causa común: luchar día tras día por el presente y el futuro de nuestros hijos, lograr su inclusión real en la sociedad y mejorar su pronóstico y calidad de vida”.
Con motivo del día 2 de abril de 2015, día internacional del Autismo, ASPAU publicó un manifiesto en el que explicaba que “el Autismo no es curable, pero es tratable”, incidiendo en que “con la educación apropiada y la terapia recomendada por los profesionales y expertos, muchos de ellos puedan llegar a convertirse en miembros autosuficientes y productivos de la sociedad.”

Pueden leer el manifiesto completo en este enlace: http://aspau.blogspot.com.es/2015/04/manifiesto-conjunto-dia-mundial-del.html

¿Qué es el autismo?
El autismo se define como un conjunto de trastornos complejos del desarrollo neurológico, caracterizado por dificultades en las relaciones sociales, alteraciones de la capacidad de comunicación, y patrones de conducta estereotipados, restringidos y repetitivos.

El autismo es el más conocido de los trastornos generalizados del desarrollo (TGD), que por este motivo también se denominan trastornos del espectro autista (TEA), y son considerados trastornos neuropsiquiátricos que presentan una gran variedad de manifestaciones clínicas y causas orgánicas, y afectan de forma diversa y con distinto grado de intensidad a cada individuo; esto significa que dos personas con el mismo diagnóstico pueden comportarse de diferente manera y tener aptitudes distintas.

Los problemas que puede experimentar un menor con autismo abarcan los problemas sensoriales, el retraso mental, convulsiones, el síndrome X frágil o la esclerosis tuberosa. Sin embargo, es posible tener una vida feliz si se presta la ayuda adecuada.

¿Cómo tratar el autismo?

Ante todo, acceder a especialistas lo más temprano posible, en cuanto los padres detecten algo inusual en su hijo, que puede ocurrir desde los primeros meses de vida. Cuanto antes se detecte, más posibilidades habrá de permitir un mejor desarrollo.

Es muy positivo intentar establecer formas de comunicación alternativas, con frases cortas, y estudiar las reacciones expresivas que pueda mostrar. De esta forma, trata en lo posible de establecer un lenguaje en común que los una, como puede ser los gestos, el arte o la música.
El juego supone un papel muy importante para él, ya que es un 90% visual. A través del juego se puede lograr grandes avances.

Algo muy importante, es fomentar el contacto social. Estimula el contacto visual, lentamente toma su cabeza mientras le hablas y trata de que te mire, siempre y cuando esto no genere ansiedad en él. Debes hacerlo con cariño y demostrarle confianza. También puedes tratar de enseñarle a saludar con la mano, cada vez que tú haces el gesto de saludarlo. De a poco, puedes ir enseñándole pequeñas cosas, pero siempre respetando su tiempo.

Nos gustaría dar un mensaje a aquellos padres cuyos hijos han sido diagnosticados con autismo: no estáis solos.