Las calles comienzan a estar iluminadas y los anuncios de regalos invaden la televisión. Esto es señal de que se acerca la Navidad y con ello los regalos de Papa Noel y Reyes Magos. Y aunque el mejor regalo es sentirse querido, queremos hacer a continuación un paseo por las distintas edades y características que viven los niños en cada etapa, para despejar todas aquellas dudas que pueden generarse sobre cuál puede ser el mejor juguete para los peques de la casa.

Durante los primeros meses de vida y hasta cumplir el año, la percepción sensorial, la manipulación, la coordinación de movimientos y el acercamiento con las personas de su alrededor, son las principales áreas de aprendizaje, estimulación y juego.

A esta edad, a los niños les apasiona explorar y por ello los juguetes deben estimular todas las áreas relacionadas con los sentidos (ver, oír, tocar, oler y chupar), ya que a través de ellos van conociendo el mundo.

–      Móviles y carruseles

–      Proyector luces y sonidos.

–      Muñecos blandos, con diferentes colores y texturas.

–      Juguetes sonoros o juguetes musicales.

–      Mordedores.

–      Alfombra sensoriales.

–      Mantas de actividades.

En torno a los 12 meses, los niños pueden comenzar a dar sus primeros pasos por lo que los juguetes más adecuados para este momento son aquéllos que tienden a favorecer la psicomotricidad gruesa, equilibrio y coordinación y un dominio del espacio.

–      Andadores y balancines.

–      Triciclos.

–      Coches.

–      Juguetes de encajes sencillos. Construcciones y cubos.

–      Muñecos/as de trapo o goma.

A partir de los 2 años, se inicia el juego simbólico que se refiere a la capacidad del niño para representar roles y situaciones de la vida real. Un característica de este juego es que por lo general se trata de una actividad compartida, al principio puede ser con sus padres o hermanos y posteriormente con sus amigos. Además, empiezan a usar y entender las palabras.

–      Kit de juegos funcionales: cocina, animales, vehículos…

–      Cuentos y muñecos interactivos.

–      Cantajuegos.

–      Álbumes de fotografías.

Entre los 3 y 5 años de edad, el niño emprende un período de autonomía y autosuficiencia. A nivel motor, es recomendable juegos que estimulen la motricidad fina y a nivel cognitivo, los que trabajen la coordinación óculo-manual así como la percepción visual (formas, colores y tamaños). A nivel social comienzan a desarrollar sus habilidades para relacionarse y el juego ya es más compartido con otras personas. Su imaginación comienza a echar a volar y esto supone enfrentarse a nuevos desafíos.

–     Juegos con masa, arcilla o plastilina.

–      Juguetes de construcción.juguetes_edades

–      Centros de actividades de manipulación.

–      Juegos de asociación y clasificación.

–      Puzzles.

–      Instrumentos musicales.

–      Bicicletas.

–      Marionetas, muñecos articulados, disfraces y casas de muñecas.

–      Juegos de mesa sencillos (cartas, dominó…).

–      Juguetes de oficio.

A partir de los 6 años aumenta su curiosidad y un cambio importante es que ya saben leer, dibujar y escribir. Tienen mucha energía y necesitan liberarla y esto sumado a la necesidad de competir con sus iguales para imponer su destrezas, hacen que los juguetes más adecuados a partir de esta edad sean aquellos que estimulen sus habilidades e identidad individual. La expresión e identificación de emociones es un aspecto a trabajar por parte de las familias y existe una gran gama de juegos que ofrecen esto.

–      Pelotas y juegos deportivos.

–      Juegos de manualidades.

–      Primeros juegos de mesa.

–      Juegos de reglas.

–      Juegos de inteligencia emocional.

Cuando han superado los 12 años, empiezan a perder la curiosidad por jugar y por ello, llega el momento de estimular aquellas aficiones que hayan ido adquiriendo. La tarea más importante es terminar de construir su propia identidad y por lo general suelen preferir la soledad y ser más independientes.

–      Juegos de estrategia y reflexión.

–      Vídeo juegos y ordenador.

Resaltar que FACUA (Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía) ha elaborado un decálogo de consejos para la compra inteligente de juguetes:

1.     Deben divertir, educar y desarrollar la imaginación.

2.    No te dejes maravillar con la publicidad.

3.    Los más sencillos suelen ser los más divertidos.

4.    Rechaza los sexistas y bélicos.

5.    Un juguete para cada edad.

6.    Ojo con los productos gancho.

7.     Prueba el juguete antes de comprarlo. Ante todo, que sean seguros. La marca CE, que debe aparecer de forma visible en el juguete, sobre el embalaje, en un folleto adjunto o en una etiqueta, es una garantía para la seguridad y la salud de los niños.

Por último, nos gustaría recordar la regla de los cuatro regalos, a tenerlo siempre presente para todas las familias.

regalos

Cristina Aparicio Olea

Psicóloga infantil