El abuso en el consumo de algunas sustancias puede acarrear una fuerte adicción no sólo física, sino también psicológica

El abuso en el consumo de algunas sustancias puede acarrear una fuerte adicción no sólo física, sino también psicológica

Las drogas tienen un componente adictivo físico y fisiológico, y también psicológico. Por eso cuando se trabaja con los trastornos relacionados con el consumo de sustancias, es importante atender tanto la desintoxicación (adicción física) como la deshabituación (adicción psicológica). 

También es de tener en cuenta que el consumo de drogas tiene un componente sociológico muy marcado. Cada sociedad decide qué drogas asume como tolerables y cuáles no. Los criterios no están del todo claros, aunque seguramente existe un fuerte componente cultural, incluso en clave de tradición

. Además, la vida adulta se asocia con el consumo de ciertas sustancias, como alcohol y tabaco, un modelo insano que les transmitimos a los más jóvenes. Y en su afán por “ser mayores”, muchas veces imitan comportamientos tóxicos, porque un niño no aprende lo que le contamos, sino lo que le enseñamos con el ejemplo.

Cuando alguien llega a consulta por consumo de drogas, además de trabajar la desintoxicación y la deshabituación, también debemos centrar nuestros esfuerzos terapéuticos en descubrir qué llevó a esa persona a comenzar a consumir la o las sustancias, de qué intentaba “escapar” o qué pretendía lograr. Cuando una persona toma conciencia de que la utilidad de la sustancia hoy es relativamente escasa, suele ayudar a redefinir el papel de la droga en su vida.

Por todo ello, la terapia de desintoxicación y deshabituación conlleva componentes conductuales, componentes de control estimular, y también componente de terapia cognitiva, emocional y sistémica, por ser frecuente y más que útil el trabajo con las personas del entorno de la persona afectada por la adicción, llegando incluso a adoptar en ocasiones la importante figura de co-terapeuta.  

Guía práctica para favorecer la comunicación entre padres y adolescentes