altea psicólogos universidadDurante estos primeros días de octubre, muchas personas comienzan su primer año en estudios universitarios y es muy frecuente que se encuentren desorientados o desubicados. Y no sólo estamos hablando de jóvenes que dan el salto del instituto a la facultad, si no de muchos estudiantes con más edad que han decidido ser más valientes y mejorar su formación académica.

En los primeros momentos de cambio, se suelen experimentar muchas sensaciones diferentes que abarcan desde el miedo y la inseguridad hasta la sensación de aventura y altas expectativas. para no perder la cabeza en los primeros diez días, en cualquier caso, es mejor seguir estas recomendaciones.

 

Conoce las instalaciones por ti mismo

Antes conocías cada recoveco de tu instituto o de tu antiguo trabajo. Lo mejor será que te des un paseo, que vayas conociendo donde están los lugares que más vas a frecuentar (aulas a parte de la cafetería). Hazte con esos lugares que pronto serán tan tuyos como los anteriores. Por supuesto, se positivo: si comienzas pensando que no te gustan o no están a la altura de tus expectativas, no vas a disfrutar toda la experiencia que corresponde con ir a la universidad.

 

Ni se te ocurra faltar los primeros días

altea psicólogos universitarios 2Estos momentos pueden ser cruciales para que cuando entres de lleno en materia no estés desorientado. Los primeros días de clase suelen dedicarse a introducciones y presentaciones, algo que puede resultar un poco aburrido y monótono. Sin embargo, no cometas el error de ausentarte. En estas primeras tomas de contacto es dónde más gente nueva conocerás. Si faltas estos días, cuando te incorpores a las clases ya estarán hechos los grupos y puede que te sientas un poco aislado. Además desde el punto de vista académico, estas clases sirven para conocer el sistema de evaluación y los tipos de exámenes a los que te enfrentarás; información fundamental para saber cómo organizar y afrontar el curso.

 

El tiempo debe ser tu principal arma: contrólalo

Ahora que estás a principio de curso, es una buena idea elaborar un calendario de estudio y organizar tu rutina con las clases, horas de estudio y tiempo para otras actividades. La organización es la clave del éxito y llevar las asignaturas al día te puede ahorrar muchos problemas cuando los exámenes se acerquen.

 

Comienza actividades que se realicen en el campus

La universidad es mucho más que clases y exámenes. La universidad es todo un concepto que ofrece múltiples posibilidades de desarrollo tanto académico como personal. Infórmate sobre los diferentes proyectos, grupos y asociaciones universitarias que se desarrollan en tu universidad; con mucha probabilidad habrá alguna que te interese y se ajuste a tus expectativas. Además, unirse a un grupo siempre es una buena oportunidad para conocer gente nueva.

 

Consejo más importante: haz lo que haría tu profesor

Este consejo es un poco más a largo plazo pero es útil conocerlo desde el comienzo. Como comprobarás al empezar la universidad, cada profesor tiene su manera de explicar, organizar los conceptos, resolver los problemas matemáticos, etc. El truco consiste en intentar ser un “clon” suyo a la hora de hacer un examen. Sí, sabemos que esto no es lo ideal y que la creatividad debería de premiarse. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no es así. Intenta adaptarte a tu profesor y hacer los ejercicios y el examen a su manera y éste se sentirá más identificado con tus respuestas.