10 razones para abrazar (y sus alternativas ante la presencia del Covid-19)

10 razones para abrazar (y sus alternativas ante la presencia del Covid-19)

Apego, Autoestima, Consejos Altea / 11.09.2018

Por qué son importantes los abrazos para una buena salud mental

La neurociencia nos demuestra que abrazar es beneficioso más allá de lo que podemos comprender
La neurociencia nos demuestra que abrazar tiene multitud de beneficios. Algunos más allá de lo que podemos comprender.

La neurociencia ya nos ha contado en multitud de ocasiones los beneficios de abrazar. Veamos algunos los beneficios más significativos del abrazo:

  • Incrementa la confianza y la seguridad en quien recibe el abrazo.
  • Libera oxitocina, que es la hormona que se libera cuando una mujer está embarazada o cuando nos enamoramos.
  • Inhibe el cortisol, que es la comúnmente conocida como la hormona del estrés.
  • Disminuyen la tristeza y mejora el funcionamiento de la presión arterial.
  • Contribuye a que se produzca más serotonia y dopamina, dos neurotransmisores que ayudan a tener una actitud positiva ante la vida.
  • Como consecuencia, reduce los sentimientos de enfado y apatía.
  • Activa nuestro sistema inmunitario favoreciendo la creación de glóbulos blancos.
  • Reduce el riesgo de padecer demencia, ya que abrazar de forma regular tranquiliza (y por lo tanto equilibra) nuestro sistema nervioso.
  • Nos ayuda a vincularnos de forma segura con las personas a las que estimamos, favoreciendo nuestras relaciones positivas con los demás.
  • Abrazar es un gesto de cariño, que sin ser de los más íntimos, nos acerca de forma auténtica a aquellas personas a las que queremos.
El primero de los aprendizajes en el recién nacido sucede a través del tacto con su mamá. A través de ese primer contacto, el bebé recibe un torrente emocional que despierta en él seguridad y amor incondicional. Abrazar, nos conecta con esta sensación de "estar en casa"
El primero de los aprendizajes en el recién nacido sucede a través del tacto con su mamá. A través de ese primer contacto, el bebé recibe un torrente emocional que despierta en él seguridad y amor incondicional. Abrazar, nos conecta con esta sensación de «estar en casa»

Como vemos, los beneficios de abrazar y ser abrazados son múltiples y todos positivos. No conocemos perjuicio alguno en el acto de abrazar.

Sin embargo, en estos tiempos en los que por responsabilidad social, debido al Covid-19, no podemos abrazar a nuestros seres queridos más allá de aquellos con los que cohabitamos, queremos hablaros de algunos actos que bien podrían representar una especie de sustitutivos al abrazo.

Por supuesto, abrazar es abrazar, pero mientras no podamos:

1. Practica la amabilidad: frecuentemente la amabilidad se responde con más amabilidad. Por lo tanto, ser amable con las personas también liberará en ti una química de recompensa y gratificación.

2. Se agradecido: ante la incertidumbre, agradece cada cosita que te siente bien, cada gesto, cada buena noticia. Nos referimos a un agradecimiento honesto, interno, sincero, incluso silencioso. A nuestras células no les hace falta hablar para sentir el beneficio de la gratitud.

3. Habla con tus vecinos: promociona tus relaciones sociales aunque sea de balcón a balcón. Tu mente se enterará de que no estamos solos, que hay alguien al otro lado, cuidando nuestra parte más primitiva de seres sociales.

4. Haz videollamadas con tus seres queridos: te te ayudará a sentirlos cerca, te harán sonreír, pasar un buen rato y sentir que siguen bien y están ahí. Como siempre.

5. Intenta no inmiscuirte (o cuando menos implicarte emocionalmente) demasiado en refriegas conflictivas a través de redes sociales: puede que el impulso sea imperioso, pero la química liberada en las refriegas (aunque sean dialécticas) no siempre es la mejor, ya que responde a emociones como ira, vergüenza, rencor o incluso culpabilidad a posteriori.

El abrazo nos acerca a nuestros seres queridos, ayuda a nuestra mente a entender que no estamos solos, que hay alguien al otro lado
El abrazo nos acerca a nuestros seres queridos, ayuda a nuestra mente a entender que no estamos solos, que hay alguien al otro lado

6. Di te quiero tantas veces te nazca: Es de los mejores sustitutivos al abrazo porque es un gesto de amor que, aunque verbal, informa a las células de nuestro cuerpo que amamos y somos amados.

7. Pide disculpas: si por el estrés natural de la cuarentena te sientes irascible y tus comentarios han podido herir a alguien, no temas en pedir disculpas. Esto nos ayuda a sentirnos humanos y a recibir el perdón de las otras personas. Esto siempre es gratificante.

8. Perdona: en un sentido etimológico perdonar (per-donar, para dar) significa volver a dar. ¿El qué? Todo aquello bueno que tienes dentro que de otra manera se vería secuestrado por el rencor e incluso el sentimiento de venganza.

9. Busca estímulos que te hagan sonreír: durante el confinamiento hay tiempo para todo, pero no se nos puede olvidar reír. Hoy más que nunca es fundamental, precisamente cuando el río está más revuelto.

10. Realiza actividades reconfortantes para liberar dopamina: deporte, lectura, vídeos de humor, películas de comedia, conversaciones interesantes, seminarios web de temas que te resulten divertidos o sean de tu interés…

Abrazar nos conecta con el amor, que según San Juan, destierra nuestro temor
Abrazar nos conecta con la emoción de amor, que según San Juan, destierra nuestro temor

Y por supuesto… ABRAZA DIARIAMENTE A AQUELLOS CON LOS QUE CONVIVAS. Es importante que estemos más unidos que nunca ante un enemigo que es común para todos por igual, independientemente de cualquier otra cosa.

Alfonso García-Donas

Altea Psicólogos

Déjanos tu comentario

Categorías