Efectos psicológicos del COVID-19 en adolescentes y jóvenes.

Efectos psicológicos del COVID-19 en adolescentes y jóvenes.

Adolescencia / 05.12.2020

El impacto del COVID-19 en la salud mental de adolescentes y jóvenes

los efectos psicologicos del covid-19 en adolescentes
Muchos desarrollan problemas de ansiedad y depresión.

​Hoy queremos hablar de un tema preocupante que estamos viendo cada vez con más frecuencia en nuestro trabajo diario como psicólogos: los efectos psicológicos derivados del COVID-19 en adolescentes y jóvenes.

El distanciamiento social y la restricción de actividades están siendo muy difíciles para todos. Pero sin duda, nuestros jóvenes son el grupo de población que está viendo más alterado su modo de vida, convirtiéndose en el colectivo más afectado a efectos emocionales por esta pandemia (tal como reflejan diversos estudios). En este post recogeremos los efectos de esta situación en la salud mental de jóvenes y adolescentes.

Consecuencias psicológicas en adolescentes y jóvenes por las medidas contra el COVID-19.

Las restricciones a la movilidad, las limitaciones de número de personas en reuniones, el cierre de locales y establecimientos deportivos y de ocio y, en definitiva, todas las medidas adoptadas para combatir el virus han provocado un sentimiento de desconexión en nuestros jóvenes respecto a su círculo de amigos (un pilar esencial en esta etapa). Pero es que, además, muchos de ellos han tenido que hacer frente a grandes desilusiones, como ver cancelada su fiesta de graduación, su viaje de estudios, campeonatos deportivos, cumpleaños, y otras actividades con las que soñaban desde hacía tiempo.

graduación estudiantes

En esta etapa evolutiva, la interacción habitual con el grupo de iguales tiene un papel esencial en el desarrollo de su identidad y en el aprendizaje de aquellas habilidades sociales que nos preparan para la vida. Además, el grupo de amigos fortalece su sentimiento de pertenencia, siendo uno de los principales soportes de la sana autoestima a esta edad.

Ya de por sí, la gran vorágine de cambios que se dan en esta etapa evolutiva aumenta el riesgo de presentar alteraciones emocionales. Si a esto le añadimos el aislamiento social y el miedo a contagiarse y poder contagiar a sus seres queridos, tenemos un campo de cultivo muy fértil para el desarrollo de problemas emocionales. Sobra decir que la circunstancia de pasar mucho tiempo en casa solamente empeora la situación, contribuyendo a la rumiación de pensamientos negativos. Ya sabemos que ahora es más complicado poder salir a despejarse o hacer algún deporte que les saque del bucle negativo.

Tampoco podemos obviar que el cambio a una educación no presencial ha tenido una influencia muy negativa en la salud mental de los jóvenes (podéis consultarlo en este post). Los casos de ansiedad escolar y fobia social han aumentado y constituyen un perfil recurrente en nuestras consultas. Por no hablar de aquellos en los que la motivación por lo escolar ha decaído, surgiendo problemas añadidos como el abuso de las tecnologías, dificultades de regulación del sueño y conflictos familiares.

Signos de malestar psicológico derivados del COVID-19 en adolescentes y jóvenes

Entre los síntomas que pueden presentar los jóvenes y adolescentes por el confinamiento se recogen los siguientes:

adolescente en la cama con problemas de sueño por efectos psicologicos del covid-19
  • Desmotivación, aburrimiento, pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba.
  • Cambios de humor, depresión, irritabilidad, enfado/ira.
  • Conflictos frecuentes con amigos y familiares.
  • Crisis de angustia o ansiedad.
  • Incertidumbre, desesperanza y baja confianza.
  • Alejamiento de relaciones personales (poco interés en contactar con amigos por chat u otros medios).
  • Cambio de patrones alimentarios y de sueño.
  • Problemas de memoria, razonamiento o concentración.
  • Despreocupación por la apariencia y la higiene básica.
  • Aumento de comportamientos de riesgo (consumo de drogas o alcohol, adicción a videojuegos, etc.).
  • Pensamientos sobre la muerte o el suicidio.
  • Estrés postraumático en caso de pérdida de alguna persona significativa.

Es importante no perder de vista que los jóvenes suelen tratar de esconder sus problemas por miedo, vergüenza o por querer evitar que los adultos se preocupen. Estar atentos a este tipo de síntomas, ofrecer momentos de diálogo sobre estos temas y mostrarse disponibles sirve de ayuda en estos casos.

CONSEJOS PARA UNA BUENA SALUD MENTAL EN ADOLESCENTES Y JÓVENES EN TIEMPOS DE COVID-19

Para todos aquellos jóvenes y adolescentes que os veis obligados a pasar por este gran cambio en vuestras vidas, enfrentándoos a la incertidumbre, la soledad y la desesperanza, os lanzamos los siguientes ‘tips’ que os ayudarán a cuidaros y mantener vuestra salud mental:

1. Acepta tu ansiedad como algo normal en estas circunstancias.

No estás solo. Los titulares alarmantes y las restricciones a nuestras actividades cotidianas provocan angustia en la mayoría de la población. De hecho, lo natural es sentirse así, puesto que la ansiedad es la reacción emocional que nos alerta de los posibles peligros. Gracias a ella llevamos a cabo las medidas necesarias para protegernos a nosotros mismos y a aquellos que nos importan: mantener el distanciamiento social, lavarte las manos, usar mascarilla, etc. Aunque para evitar una sobrecarga de preocupaciones, obtén la información siempre de fuentes fiables y recuerda que pronto tendremos la vacuna podremos dejar todo esto atrás.

2. Busca formas de distraerte.

Comprendemos que causa impotencia ver que hay muchas cosas que nos gustaría hacer y no podemos. Pero resulta mucho más útil pensar las innumerables cosas que sí podemos hacer, en lugar de centrarnos en aquello que no podemos. Buscar formas nuevas de entretenerse: empezar ese hobbie para el que nunca tuviste tiempo o que siempre quisiste probar, ver las películas que más te gustan, leer una buena novela, hacer ejercicio o colaborar con algún comedor social, son algunas de las opciones que te proponemos. Pero seguro que a ti se te ocurren muchas más.

joven tocando ukelele

3. Encuentra nuevos medios para conectarte con tus amigos.

Las redes sociales y las videollamadas son un excelente modo de hacerlo. No pierdas el contacto con ellos y aunque estéis lejos, seguid charlando y apoyándoos unos a otros. Sin embargo, recuerda que pasarse todo el tiempo delante de una pantalla no es lo ideal. Incluso podría aumentar tu ansiedad. Establecer un horario para su uso es lo recomendable.

adolescente en videollamada con amigos

4. Permite tus emociones.

Las decepciones por no poder reunirte con amigos, tener que cancelar planes o no poder practicar los hobbies o deportes que te gustan seguramente te van a afectar. Lo mejor en estas situaciones es aceptar ese dolor, permitirte sentir la tristeza y dejar que fluya hasta que al final se suavice y diluya, volviendo a encontrar la paz. Pregúntate también qué puedes hacer por ti mismo, para ayudarte a sentirte mejor. Aquí las opciones son muy personales, quizá hablar con alguien de confianza, escribir o pintar, escuchar música, pasar tiempo con una mascota, o empezar a practicar meditación y atención plena, etc.

joven escuchando música para combatir los efectos psicológicos del covid-19 en adolescentes

5. Sé amable con quienes te rodean y contigo mismo.

Si te encuentras irritado, molesto y enfadado por la situación, encuentra la forma de liberar esa rabia y volver a un estado más calmado. Recuerda que todos estamos en la misma situación, y que ahora más que nunca las cosas que decimos pueden herir los sentimientos de los demás. Cuidemos nuestras palabras, tanto al hablar con otros como en nuestro diálogo interior.

6. Pide ayuda si te cuesta gestionar ese malestar.

Presta atención a tus emociones y a tu estado de ánimo. Si observas que tienes dificultades para salir del bucle negativo, has perdido la motivación, has dejado de cuidarte a ti mismo, o simplemente no sabes cómo manejar la situación tú solo, habla con tus padres o el adulto que esté a tu cuidado. Cuéntales lo que te pasa y plantearos pedir ayuda a psicólogos profesionales.

En Altea Psicólogos contamos con un equipo de profesionales que te ayudarán a construir recursos para lidiar con estas dificultades.

Irene Cazorla Torres.

Psicóloga.

Un comentario

Déjanos tu comentario

Categorías