Soluciones para reducir el estrés

Soluciones para reducir el estrés

Ansiedad, cambios emocionales, Estrés, Estrés laboral / 20.01.2015

Soluciones para reducir el estrés en tiempos de Coronavirus

La palabra estrés es un concepto muy generalizado y en cierta manera desvirtuado. Utilizamos la palabra estrés para referirnos tanto al eustrés (esa tensión positiva que nos ayuda a focalizarnos en una tarea para que ésta salga bien, como al distrés (esa tensión interna negativa que nos lleva a la ansiedas y al bloqueo) Pinchando aquí, podrás saber más sobre la diferencia entre los distintos tipos de estrés. 

Estrés es la palabra que engloba otros dos términos más concretos: eustrés (o el estrés útil) y distrés (o el estrés inútil).
Estrés es la palabra que engloba otros dos términos más concretos: eustrés (o el estrés útil) y distrés (o el estrés inútil).

Nosotros vamos a hablar del distrés. Y es que las personas nos vemos muy expuestas en estos días a estímulos estresantes: sobreinformación periodística, conversaciones en redes sociales, actitudes que juzgamos como tóxicas, decisiones políticas que no siempre nos gustan, sensación de indefensión, incertidumbre social, inseguridad por el futuro… Y este es el estrés que debemos evitar. ¿Cómo? Veamos algunas sencillas pautas para evitar el estrés, válidas para todas las épocas, pero especialmente en tiempos de cuarentena:

Las personas nos vemos sometidas a multitud de factores estresantes, por eso aprender a manejarlos se hace especialmente interesante en estos tiempos.
Las personas nos vemos sometidas a multitud de factores estresantes, por eso aprender a manejarlos se hace especialmente interesante en estos tiempos.

Aprende a respirar: respirar bien reduce el estrés, ayuda a controlar las emociones y a mejorar el estado de ánimo. Este simple ejercicio te ayudará a derrotar el estrés. Hazlo de 10 a 20 veces cuando lo necesites: Expira vaciando los pulmones poco a poco pero del todo. Inspira: baja el diafragma y llena el abdomen de aire. Hazlo poco a poco tratando de separar las costillas. Expira: baja los hombros, deja descender poco a poco las costillas y relaja los músculos del abdomen al terminar de expirar.

La respiración diafragmática es muy útil para reducir la tensión corporal a todos los niveles.
La respiración diafragmática es muy útil para reducir la tensión corporal a todos los niveles.

Date un paseo (respetando el horario en cuarentena): por la ciudad o por el campo, a una hora en la que haya poca gente. En tiempos normales y cuando puedas, escápate a la playa; estar cerca del mar es muy relajante. Mientras tanto, busca ese parque solitario, ese rincón de tu ciudad poco transitado o ese paseíto por una zona abierta cercana.

Escribe un diario antiestrés: anota durante algunas semanas las cosas que te han hecho sentir estrés y también las que te han hecho estar relajado y contento. Esto te hará ver claramente qué situaciones debes evitar y te ayudará a reflexionar en frío sobre cómo puedes evitarlas o resolverlas sin agobiarte

Cultiva diariamente tus aficiones: nada nutre más la mente en un sentido positivo que aquello que nos hace sentir «en casa». Sentirse «en casa» es leer historias me hacen vibrar, practicar aquellas actividades que me hacen sentir bien, ver aquellas películas que me hacen SENTIR y empatizar con los personajes como si fuera yo mismo/a, cocinar aquellas recetas que resucitan sabores de casa de toda la vida…

Cultivar tus aficiones es tremendamente útil para reducir el estrés y la tensión física y mental.
Cultivar tus aficiones es tremendamente útil para reducir el estrés y la tensión física y mental.

Realiza ejercicio físico de forma regular: el ejercicio físico es una buena forma de afrontar el estrés, porque permite canalizar la energía contenida y la tensión, además libera endorfinas, lo que te hará sentir en paz.

Cuida tu alimentación: na buena alimentación, sana, saludable, natural, es importantísima porque en gran medida somos lo que comemos. Comer saludablemente nos recarga de energía positiva.

Entrena tu mente: el entrenamiento en técnicas de relajación y meditación también es otro punto clave, para poder así aliviar el estado de tensión muscular y mental que provoca el estrés.

– Fíjate metas realistas en nuestras actividades, no exigirse en demasía en casa, en el estudio o en el trabajo.

Pon límites: no permitir que ninguna circunstancia o persona rebaje nuestra dignidad. Una autoestima alta relativiza el impacto de cualquier estrés. Además, respetar nuestras motivaciones y hacer las cosas que realmente nos gustan. A veces es mejor decir no ante determinadas situaciones que después no poder afrontarlas.

Poner freno a la ofensa, relativizando su impacto sobre nosotros, siempre es un buen plan para reducir el estrés que de otra manera podría causarnos una tensión innecesaria.
Poner freno a la ofensa, relativizando su impacto sobre nosotros, siempre es un buen plan para reducir el estrés que de otra manera podría causarnos una tensión innecesaria.

Ponte las gafas proactivas: trata de ver el cambio como un desafío positivo y no como una amenaza.

Delega: aprender a delegar responsabilidades, también es una muy buena forma de aliviar el estrés.

– Y por último, aunque casi que lo más importante… Ríete todo lo que puedas: es el mejor antídoto natural contra el estrés. Disipa las tensiones y combate la falta de autoestima y las inseguridades. La acción terapéutica de la risa se debe principalmente a las endorfinas que se segregan. Cuando nos reímos las facciones se relajan, las tensiones corporales se disipan y las preocupaciones se olvidan.

Simplemente ríete todo lo que puedas, es la mejor medicina antiestrés.
Simplemente ríete todo lo que puedas, es la mejor medicina antiestrés.

En resumen: el mejor consejo frente al estrés, o la actitud positiva que se puede tomar al advertir los primeros síntomas es, sencillamente, aprender a querernos un poco más y a respetarnos como personas. Entender que no somos máquinas, que tenemos límites y que debemos cuidarnos día a día para poder disfrutar de una verdadera calidad de vida.

Julia Sáez Gázquez

Altea Psicólogos

Un comentario

terapia ansiedad malaga

Me gusta leer y visitar blogs, aprecio mucho el contenido, el trabajo y el tiempo que ponéis en vuestro blog. Buscando en Yahoo he encontrado tu blog. Ya he disfrutado de varios publicaciones, pero este es muy ameno, es unos de mis temas predilectos, y por su calidad he disfrutado mucho. He puesto tu sitio en mis favoritos pues creo que todos tus artículos son interesantes y seguro que voy a pasar muy buenos ratos leyendolos.

Déjanos tu comentario

Categorías