La adicción a las nuevas tecnologías, consecuencias en la vida y en el cerebro.

La adicción a las nuevas tecnologías, consecuencias en la vida y en el cerebro.

Adicción a la tecnología, Adicciones / 12.02.2021
mano saliendo del movil adicción

En los últimos años hemos podido comprobar que el empleo de las nuevas tecnologías ha arrasado en la sociedad, extendiéndose prácticamente a toda la población. Pero es especialmente entre los jóvenes y adolescentes donde encontramos un mayor uso de internet. En el artículo de hoy os hablaremos sobre la adicción a las nuevas tecnologías (móvil, internet, videojuegos, redes sociales, etc.). Podrás descubrir si eres un adicto y qué consecuencias puede provocar a nivel cerebral y psicológico este tipo de adicción.

Visita este enlace para realizar un breve cuestionario sobre adicción a internet.

¿Son perjudiciales las nuevas tecnologías?

Debemos reconocer que el avance tecnológico ha sido de gran ayuda en muchos aspectos. Proporciona un acceso a la información más eficaz y además ayuda a mantenernos conectados con otras personas. De hecho, en época de confinamiento se convirtieron en nuestros mayores aliados.

Sin embargo, el riesgo de pasar de un uso adaptativo de las tecnologías a un abuso de las mismas es muy elevado. Se ha contrastado un incremento del uso compulsivo de internet, móvil, juegos online, etc., en los últimos tiempos. Este uso compulsivo es siete veces mayor entre la población de 14 a 18 años.

La adicción a las nuevas tecnologías pertenece a la categoría de las llamadas «adicciones comportamentales» (o adicciones sin sustancia). Esto es así, puesto que el proceso por el que se desarrolla la adicción es muy similar al que se produce en las adicciones a sustancias como el alcohol o las drogas. Además, los efectos que se producen son muy similares: pérdida de control, tolerancia y abstinencia, malestar emocional, alteración de los mismos circuitos neurológicos, etc.

¿Qué sucede en un cerebro adicto a las nuevas tecnologías?

En los estudios acerca de los mecanismos cerebrales que actúan en la adicción a las nuevas tecnologías se han detectado cambios en diversas estructuras cerebrales implicadas en los procesos de recompensa, motivación y control de impulsos, como son la corteza prefrontal, cingular, orbitofrontal y el sistema límbico.

Este tipo de alteraciones cerebrales aparecen también en personas adictas a la cocaína o anfetaminas. Se ha comprobado que el riesgo de sufrir este tipo de cambios cerebrales es mayor entre los adolescentes, puesto que su sistema nervioso aún no ha llegado a madurar por completo.

Consecuencias de estas alteraciones cerebrales por adicción a las nuevas tecnologías.

Los cambios cerebrales mencionados tienen serias consecuencias para el funcionamiento de las personas afectadas por la adicción las nuevas tecnologías:

Constante búsqueda del placer:  al verse alterados los centros de recompensa y castigo, el cerebro libera más dopamina cuando se ejecuta la conducta adictiva. Además, la falta de esa conducta provoca una sensación de malestar y la necesidad de repetir el comportamiento (compulsión).

Cambio de intereses: la remodelación de circuitos neuronales prioriza la conducta adictiva por encima de otras parcelas vitales: salud, trabajo, familia, etc.

Alteración de la conducta: se distorsiona el procesamiento nervioso de las funciones cerebrales encargadas del pensamiento, la percepción, las relaciones y el afrontamiento de situaciones de la vida real.

Sensación creciente de ansiedad: se produce una intensa sensación de ansiedad provocada por la sobreexcitación del sistema hedónico, que está generada por un aumento de la actividad de la amígdala. Por esta razón, la persona necesita consumir no sólo para sentir placer sino, fundamentalmente, para frenar la ansiedad.

Consecuencias psicológicas y físicas de la adicción a las nuevas tecnologías.

– Aumento de ansiedad social y dificultades de habilidades sociales.  La falta de exposición a  situaciones sociales de forma prolongada provoca serios problemas a la hora de relacionarse con otras personas. Este tipo de relaciones resulta esencial en la etapa adolescente, como parte del desarrollo de la personalidad.

– Disminución de la autoestima y aumento de síntomas depresivos. Aunque la alteración de los circuitos de recompensa provoca una “compensación” de esta falta de refuerzos de tipo social, con los refuerzos por la actividad compulsiva.

adolescente ansioso en consulta psicólogo

– Aumento de ansiedad, irritabilidad, desajuste emocional y falta de concentración.

– La falta de sueño asociada al uso compulsivo de las tecnologías provocaría otros síntomas, tales como la somnolencia diurna, empeoramiento de la calidad del sueño y problemas de insomnio.

mujer con insomnio contando ovejas para dormir

Consecuencias físicas como obesidad, sequedad de ojos, pérdida de audición, dolor de cuello y espalda, inflamación de articulaciones de los dedos, etc.

Qué puedo hacer si creo que soy adicto a las nuevas tecnologías

Si has leído este artículo y crees que tú o algún conocido puede estar sufriendo este tipo de adicción, puedes realizar el cuestionario de este enlace, es esencial que consultéis este tema con un profesional especializado. En Altea Psicólogos podrás encontrar un equipo de profesionales cualificados para atender este tipo de problemas.

Irene Cazorla Torres.

Psicóloga Sanitaria.

Déjanos tu comentario

Categorías