EL TELÉFONO MÓVIL Y LOS ADOLESCENTES

EL TELÉFONO MÓVIL Y LOS ADOLESCENTES

Adicción a la tecnología, Adicciones, Adolescencia / 27.01.2022

El teléfono móvil y los adolescentes, una gestión que a lo padres nos trae de cabeza.

En el tránsito de la niñez a la adolescencia lo más latente que los padres podemos observar, son cambios físicos, pero éstos van unidos también a cambios mentales y emocionales. Todo esto se une a una necesidad cada vez mayor de independencia, además, de la necesidad de identificarse con un grupo social.

Lo que va unido al teléfono móvil y más tras la pandemia, que nos ha restringido tanto los encuentros sociales y que ha hecho que la forma de relacionarnos vaya de la mano de las nuevas tecnologías y las redes sociales.

Hace unos días hablamos en nuestro blog sobre internet y como se había convertido en la droga más actual. Hoy os proponemos algunas claves específicas sobre un uso sano del móvil de nuestros adolescentes y evitar que convierta en una adicción.

4 - <strong>EL TELÉFONO MÓVIL Y LOS ADOLESCENTES</strong>

LAS TRES CLAVES PRINCIPALES A TENER EN CUENTA SON:

1. Establecer normas y límites en cuanto a su uso.  Del tipo: a qué contenidos podemos acceder –esto lo podemos controlar mediante programas de control parental-, cuánto tiempo podemos usar el móvil al día/semana, qué responsabilidades debemos llevar acabo antes del tiempo de ocio con el móvil, a qué lugares podemos/debemos o no llevar el móvil…entre otras.

2. Así como las consecuencias del incumplimiento de los mismos. Por ejemplo: si incumple la norma de no llevar el móvil al colegio tendrá una consecuencia como no poder usar el móvil durante un periodo de tiempo determinado.

3. Consensuar todo esto con el adolescente de forma anticipada a disponer del teléfono móvil. Antes de dar a nuestros hijos el teléfono debemos sentarnos a hablar con él y llegar a un acuerdo sobre todo lo relacionado con el móvil.

Recordad que los padres somos los principales modelos de los hijos y, es por ello, que debemos tener en cuenta el uso que le damos a nuestro propio móvil para, como el dicho afirma, poder predicar con el ejemplo.

5 - <strong>EL TELÉFONO MÓVIL Y LOS ADOLESCENTES</strong>

Pero… ¿cómo podemos prevenir que el uso del teléfono móvil se convierta en una dependencia para nuestros hijos?

Algunas pautas a tener en cuenta:

1. Un ambiente agradable y de diálogo en casa. Respetar las opiniones de nuestros hijos y escucharlos, aunque no estemos de acuerdo con lo que dicen, favorece una buena comunicación familiar. De mismo modo que nos interesamos por lo que para ellos resulta atractivo o importante.

2. ¿A qué edad? Cuánto más mayores sean nuestros hijos mejor. El teléfono móvil es una herramienta útil cuando se mueve de forma independiente y eso o suele ocurrir cuando son pequeños.

3. Quizás para un mejor control por parte de los padres y para que el menor aprenda de forma progresiva a hacer un uso apropiado del móvil, en lugar de darle una tarjeta con contrato podríamos optar por una tarjeta de prepago. Así a nivel económico también tendremos los límites que estipulemos oportunos.

4. Permanecer atentos desde la confianza observando cuando nuestros hijos estén usando el móvil.

5. Que el uso del móvil se realice en un lugar público de la casa.

No obstante, en ALTEA Psicólogos conocemos la dificultad y desesperación que en muchos momentos supone ser padres y también ser adolescente. Por eso contamos con un equipo de profesionales especializados que ante cualquier duda o molestar os atenderemos.

Beatriz González

Psicóloga y Logopeda

TAGS:

Déjanos tu comentario

Categorías