Qué regalar a los niños en Navidad

Qué regalar a los niños en Navidad

Sin categoría / 11.12.2020

La Navidad y el reto de los regalos: ¿qué regalar a los niños en Navidad?

Se acerca la Navidad y con ella la ilusión, las vacaciones y la oportunidad de disfrutar en familia desconectando de las prisas y la rutina que nos acompañan durante todo el año. Pronto los Reyes Magos y Papá Noel vendrán cargaditos de regalos y eso, a los papás, nos supone numerosas dudas: ¿qué le regalamos este año? ¿está bien lo que estoy escogiendo para ellos? ¿serán demasiados regalos? ¿me falta algo?… En ALTEA PSICÓLOGOS vamos a resolverte algunas de estas dudas.

¿Cuánto regalar?

Sabemos que si fuera por los niños pedirían el catálogo completo de juguetes, la carta sería interminable y nuestro bolsillo sufriría bastante. Pero, ¿de verdad esto les hace bien a nuestros pequeños gigantes?, ¿a más cantidad de regalos más felicidad para ellos?

Saber qué y cuánto regalar a los niños en Navidad, también es una forma de educarlos. El número ideal sería entre 3 y 4 regalos repartidos entre toda la familia. Así evitamos sobreestimularlos y que se sientan abrumados. El síndrome del niño hiperregalado es una consecuencia del exceso de regalos. Si quieres saber más sobre esto no te pierdas las próximas publicaciones de ALTEA PSICÓLOGOS.

Carta a sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente

Todo comienza cuando nos sentamos con nuestros hijos a escribir la gran carta para sus Majestades. Orientarlos y guiarlos en este proceso, además de compartir este momento en familia, nos ayudará a facilitar después la elección de los regalos. A la hora de redactar la carta debemos:

  1. Poner límites. Explicarles a los pequeños que los Reyes y Papá Noel, no pueden cargar con tantos regalos, que cada uno trae un regalo. Son algunos ejemplos para reducir el número de regalos y que ellos lo entiendan. Los niños deben comprender que no es posible tener numerosos juguetes y que hay que priorizar según las preferencias que tengamos. Así previamente gestionamos sus expectativas.
  2. Explicarles que quizás no reciban todo aquello que han pedido, ayudará a que aprendan a gestionar su frustración y a entender que hay veces que las recompensas se ven aplazadas para otro momento.
  3. Deben conocer que existe la posibilidad de que reciban algo que no han pedido. Recordad, el efecto sorpresa fomenta la ilusión y motivación.
  4. Ofrecedles opciones sobre los tipos de regalos que pueden pedir. No todos son juguetes, es probable que haya algo que necesiten, útil para su día a día: como el estuche de pinturas para hacer dibujos fantásticos, el instrumento musical para las nuevas clases de música, el juego de herramientas para que nuestras manualidades con plastilinas sean cada vez más sofisticadas o la mochila y las zapatillas que tanto le gustaron.
  5. Para fomentar el altruismo, incluir un deseo: paz en el mundo, que ningún niño se quede sin regalos o un deseo para un familiar que lo esté pasando mal.
  6. Incluir regalos para compartir. No todo tiene que ser de nivel individual, dadles la oportunidad de pedir algo que nos permita disfrutar y vivir experiencias juntos, como las entradas para algún espectáculo, la visita a museos o un viaje familiar, así como juegos que nos permitan disfrutar en familia.
  7. Y, por último, y no por ello menos importante, la decisión sobre qué regalo es el que más ilusión le hace, el que más le gusta. Nuestros pequeños tendrán que pensar y tomar decisiones sobre sus preferencias.

Al mismo tiempo, aprovechar para enseñarles valores propios de estas fechas como la solidaridad y la generosidad proponiéndoles, por ejemplo, donar juguetes que ya no utilizamos. Será la guinda del pastel para que el momento de escribir la carta sea una oportunidad de aprendizaje y desarrollo personal de los más pequeños de la casa.

¿Qué tener en cuenta a la hora de regalar a los niños en Navidad?

Escoger regalos que representen los valores con los que queremos que nuestros hijos se identifiquen, los que fomenten su desarrollo evolutivo y eviten el sexismo, así como, regalos que nos permitan desarrollar la empatía, conocer nuestras emociones y gestionarlas, desarrollar su creatividad e imaginación, que fomenten sus habilidades sociales, que les enseñen a trabajar en equipo y favorezcan su movimiento y el juego al aire libre.

Algunas recomendaciones según la edad de los pequeños serían:

Si tu hijo es menor a 12 meses, lo más recomendable sería comprarle juguetes que permitan el tacto de diferentes texturas, colores y juguetes musicales. Para despertar sus sentidos y explorar el mundo en el que vivimos. Por ejemplo, encajables, bloques, aros, libros de tela, entre otros.

Entre 1 y 2 años los bebés establecen lazos de cariño y confianza por su desarrollo social y afectivo, es decir, la interacción con el otro se hace más necesaria. Es por ello podemos optar por juegos que permitan la manipulación y la construcción, muñecos que hablan y/o cantan, instrumentos musicales sencillos, pintura de dedos o torres que permitan apilar y encajar serían una buena opción navideña.

En la etapa de los 3 a 5 años, los niños comienzan a andar en triciclo, a cortar con tijeras, a vestirse y desvestirse solos, a recordar partes de los cuentos y cantar canciones. Con lo que se recomiendan los juguetes que estimulen la imaginación, la memoria y las habilidades manuales. Así, juguetes como bicicletas o triciclos, juegos de cocina, juegos que representen diferentes escenarios (granja, colegio, la selva), disfraces, pizarras o cuentos interactivos, serán los que mejor potencien su desarrollo y la diversión estará asegurada a la vez que aprenden. Además, son muy adecuados los juegos que requieren normas y otros jugadores con el fin de desarrollar razonamientos mentales.

A partir de los 6 años, comienza un periodo de su vida en el que van ganando más independencia y adquiriendo el sentido de la responsabilidad, están en total desarrollo las habilidades cognitivas, además de las afectivas y sociales. Por lo que podemos apostar por juegos de mesa, de estrategia, memoria o lógica. Serán un acierto seguro.

Una vez cumplidos los 10 u 11 años, los niños se sienten mayores y solicitan actividades que les hagan sentir así. Un libro, soporte para escuchar su música favorita, juegos de experimentos relacionados con la ciencia y la tecnología.

No obstante, para acertar sobre qué regalar a los niños en Navidad no podemos olvidar que… ¡el mejor juguete para tu hijo siempre serás tú, tu tiempo, tu compañía, tu atención y tu afecto!

Beatriz González
Psicóloga y logopeda

Déjanos tu comentario

Categorías