Cómo lo hacemos

Intervención Psicológica Individual con Personas Adultas

Entendemos la psicoterapia como el proceso que permite a la persona desalentada por sus problemas o dificultades, desbordada por una crisis vital o lidiando con algún problema psicológico, recuperar su competencia  personal y el control de su vida.

Como psicólogos, sabemos que cada persona es y vive sus conflictos de forma diferente. Es por eso que en nuestro quehacer profesional destacamos la absoluta individualización del proceso terapéutico.

Nuestra experiencia nos ha llevado a entender que es EL TERAPEUTA, con su cualificación y destreza profesional, quien HA DE FACILITAR EL PROCESO A LA PERSONA QUE CONSULTA. No todo depende del terapeuta, pero éste es el guía profesional en ese camino hacia la mejoría personal, llamado terapia.

La intervención psicológica habitual que desarrollamos en ALTEA PSICOLÓGOS GRANADA  se articula a través de entrevistas donde se evalúa qué ocurre, cómo y por qué, para a continuación diseñar el plan de intervención, cuyo desarrollo y periodicidad será acordada entre el terapeuta y el cliente. La fase de tratamiento se realiza mediante sesiones que se van espaciando en función de la evolución de la persona y de los objetivos de tratamiento propuestos inicialmente.

La información personal y todo lo que se habla en las sesiones pertenece al terreno de la conficencialidad. Lo que se habla en una sesión de terapia confidencial. Algunas situaciones excepcionales donde hay un serio riesgo para la propia vida o la de otras personas pueden estar excluidas de esta confidencialidad. La tranquilidad es fundamental: no dudes en hablar con tu terapeuta sobre la confidencialidad si tiene alguna duda sobre este tema.

Generalmente, los procesos de cambio psicológicos suelen necesitar una media de entre 7 y 15 sesiones espaciadas convenientemente en el tiempo para permitir que se produzca el progreso. Es habitual incluir algunas sesiones de seguimiento en meses posteriores. Todas las consultas psicológicas tienen duración aproximada DE una hora y unos minutos más. Una sesión siempre tiene que terminarse en un buen punto

Un tratamiento psicológico bien planteado y dirigido por un profesional con experiencia, requiere menos sesiones para que la persona sienta el beneficio de la terapia. Es por lo que hay que tener siempre en cuenta que la experiencia y la cualificación de los profesionales, acorta la duración de los tratamientos reduciendo significativamente su cuantía final.

José Ángel Castillo Manzano

Terapeuta familiar. Experto en Trastornos de la Personalidad y trauma. Formado en Terapia EMDR nivel Clínico.

Experimentar es apreciar, recordar es comprender. Entendemos que cada persona es única e irrepetible. Con frecuencia sus hechos y actitudes vienen determinados por las huellas que su historia particular han producido en el desarrollo de su personalidad; descubrir qué nos afecta ahora y   cuál el origen cura las heridas.   El cuerpo y la mente siempre tiende a la sanación.

PREGUNTAS
FRECUENTES

  • > ¿Acudir a un Psicólogo o a un Psiquiatra? o ¿En qué se diferencia un Psicólogo de un Psiquiatra?
  • > ¿Cómo es la relación terapeuta-paciente?
  • > ¿Con qué frecuencia tengo que asistir a consulta? ¿Es necesario que me acompañe alguien?

LA TERAPIA FAVORECE LA ESTABILIDAD EMOCIONAL

“Nos hablamos incesantemente a nosotros mismos acerca de nuestro mundo. De hecho, mantenemos nuestro mundo con nuestro diálogo interno.
Y cuando dejamos de hablarnos sobre nosotros mismos y nuestro mundo, el mundo –entonces- es siempre como debería ser.
Con nuestro diálogo interno lo renovamos, lo encendemos de vida, lo sostenemos. No sólo eso, sino que también escogemos nuestros caminos al hablarnos a nosotros mismos.
De ahí que repitamos las mismas elecciones una y otra vez hasta el día en que morimos, porque continuamos repitiendo el mismo diálogo interno una y otra vez hasta el preciso momento de la muerte…”

Carlos Castaneda en su libro “Una Realidad aparte”