Son tiempos convulsos en política. Los políticos de un lado y de otro se erigen como adalides de la verdad en su afán por llevarse el gato al agua. Pero todos sabemos que en ese empeño a veces se ven obligados a decir verdades a medias o directamente mentiras. ¿Cómo saber si los políticos mienten? Te contamos los gestos inconscientes más comunes en la comunicación no verbal que delatan la mentira.

Rajoy y Puigdemont hablando públicamente.

Aprender a ver la comunicación no verbal es fundamental para saber si nuestros políticos nos mienten.

Sabemos que la comunicación no verbal representa el 93% de toda la comunicación. Mientras que el 7% restante pertenece a las palabras o al lenguaje propiamente verbal. Esto lo sabemos gracias a los estudios sobre comunicación no verbal realizados por el psicólogo Albert Mehrabian en 1.967.

Según el psicólogo Albert Mehrabian, el 7% de lo que decimos corresponde a las palabras, mientras que el 55% sería al lenguaje no verbal y el 38% a variables relacionadas con la voz.

Según el psicólogo Albert Mehrabian, estos serían los porcentajes de la comunicación verbal y la comunicación no verbal.

Aunque con algunas reservas (ya que este estudio no contempla todas las situaciones comunicativas posibles), podemos afirmar que en cualquier caso la comunicación no verbal representa mucho más que la verbal en el conjunto de un contexto comunicativo. Es decir, que más que lo que decimos, importa el cómo lo decimos. La idea es que siempre estamos expresando cosas, aunque no siempre con palabras.

Por esa cuestión, existen una serie de gestos y expresiones faciales y físicas que de forma inconsciente nos delatan cuando decimos mentiras. Conocer dichos gestos es fundamental para saber si alguien nos está mintiendo, algo muy útil cuando vemos a los políticos hablar por televisión.

Algunos expertos hablan de los Big Five, o los cinco gestos más comunes cuando decimos mentiras. El siguiente vídeo te lo explica perfectamente (puedes ver el vídeo completo en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=up3K0ReSIxo):

Pero estos no son los únicos, existen otros gestos en la comunicación no verbal que podrían delatar mentiras. Algunos ejemplos:

Retirar la mirada o mirar hacia abajo. En general, los políticos están muy entrenados para evitar este gesto inconsciente. Por ello, una mirada congelada o demasiado fija, también puede ser signo de estar mintiendo. Con ello se pretende anular el gesto anterior de retirar la mirada.

Las palmas hacia abajo. Nunca verás a un político con las palmas hacia abajo. Fíjate muy bien cómo se afanan constantemente por hablar con las palmas hacia arriba. Esta es una señal inconsciente de que no hay nada que ocultar. Pero podría ser mentira, simplemente una estrategia…

Tensión muscular. Cuando mentimos también nos inquietamos porque aparece una disonancia. Es decir, se crea un conflicto interno entre lo que es y lo que decimos, por lo que el cuerpo tiende a estresarse. Señal de dicho estrés, podría ser la tensión muscular o la aparición de rubor en la cara.

Si alguien mira hacia la izquierda mientras habla podría significar que miente ya que está intentando acceder a los centros creativos del cerebro.

Cuando alguien mira hacia tu izquierda (su derecha) podría significar que miente. Inconscientemente, intenta acceder a los centros creativos del cerebro para dar una respuesta.

Mirar hacia la izquierda. Desde la PNL (Programación Neurolingüística) se afirma que una persona que mira hacia la derecha (tu izquierda si la tienes delante) podría ser señal de mentira. Según los defensores de esta disciplina, cuando eso pasa es porque la persona está intentando acceder a los centros creativos del cerebro. Es decir, está haciendo un esfuerzo por recrear la respuesta. O lo que es lo mismo, como no tiene registros previos en su cerebro sobre lo que está a punto de decir, debe crearlo en el momento. En el caso de los políticos en televisión, este gesto es especialmente confuso. Es así porque suelen estar rodeados de cámaras, asesores, tabletas digitales en las que van mirando la información al minuto, etc. En un contexto así, puede que la comunicación no verbal se vea empañada por estas y otras variables.

Hablar excepcionalmente rápido. Esto sucede cuando un político va a tocar un tema especialmente conflictivo. En estos casos, suele hablar más rápido de lo normal para evitar verse comprometido el menor tiempo posible.

Con todo, saber leer estas señales de la comunicación no verbal no sólo te dará pistas sobre si los políticos mienten cuando hablan. También te ayudará a ver si lo hace cualquier persona con la que mantengas una conversación. Pero ten en cuenta que la mentira no siempre tiene por qué darse de forma consciente. Puede que alguno de estos gestos aparezcan simplemente por nerviosismo, o porque la persona no está muy segura de lo que dice, pero eso no necesariamente tendría que significar que miente.

Sea como sea, hay que ser cautos a la hora de leer la comunicación no verbal, especialmente en los políticos, ya que está muy entrenados en evitar algunos gestos inconscientes delatores. Los expertos en lenguaje no verbal afirman que deben darse varios signos juntos para tener en cuenta la tesis de la mentira. Además, el contexto comunicativo y otras variables como el entorno influyen mucho.

Si quieres leer más artículos interesantes, entra en nuestro BLOG.

Además, tal vez te pueda interesar:

Gestos claves del orador profesional

Guía práctica para favorecer la comunicación entre padres y adolescentes

 

Todo esto y mucho más en www.alteapsicologos.com