Justo Gallego

Justo Gallego

¿Por qué hacemos lo que hacemos? Justo Gallego, ejemplo de motivación, lleva casi una vida construyendo una catedral en Mejorada del Campo. Seguramente lo recordará de la exitosa campaña publicitaria de “Aquarius” centrada en el eslogan “el ser humano es extraordinario”.

De sus casi 90 años de vida, Justo se ha pasado cincuenta poniendo en pie una magnífica edificación que, en lugar de robarle las pocas fuerzas que a su edad deberían quedarle, le mantiene más vivo cada día que pasa. Justo es un hombre tranquilo, silencioso y que evita entablar conversaciones durante un tiempo excesivo. Su vida, desde hace medio siglo, está encerrada dentro de su catedral, en cuyos muros se escribe su historia así como los pensamientos que este mejoreño jamás ha querido compartir con nadie. Durante el «boom» de Aquarius, cuando su nombre dio la vuelta al mundo y todos quisieron contemplar su obra, Justo prefirió esconderse tras las piedras de su templo para no atender peticiones ajenas. Según él, «le apartaban del trabajo».

Justo Gallego es un ejemplo de perseverancia y, sin lugar a dudas, un ejemplo perfecto de motivación y uso de motivación: Justo ha canalizado sus energías durante gran parte de su vida a conseguir un objetivo, a pesar de que la ley, posiblemente, destruya su obra ya que su catedral está edificada de forma ilegal. Aún así, ¿por qué no cesa en su intento? Intentemos comprender a Justo:

En psicología y filosofía, motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Este término está relacionado con el de voluntad y el del interés. Las distintas escuelas de psicología tienen diversas teorías sobre cómo se origina la motivación y su efecto en la conducta observable.

Motivación, en pocas palabras, es la Voluntad para hacer un esfuerzo, por alcanzar las metas de la organización, condicionado por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna necesidad personal.

La Motivación en el trabajo.

«Cathedral of Justo Gallego».

«Catedral de Justo Gallego»

La palabra motivación deriva del latín motus, que significa movido, o de motio, que significa movimiento. La motivación puede definirse como el señalamiento o énfasis que se descubre en una persona hacia un determinado medio de satisfacer una necesidad, creando o aumentando con ello el impulso necesario para que ponga en obra ese medio o esa acción, o bien para que deje de hacerlo. Son las actitudes que dirigen el comportamiento de una persona hacia el trabajo y lo apartan de la recreación y otras esferas de la vida.

“Es el impulso que inicia, guía y mantiene el comportamiento, hasta alcanzar la meta u objetivo deseado”.

En nuestra siguiente publicación podrá leer las claves más importantes para comprender nuestros impulsos sobre motivación. Una pregunta: ¿Todos somos Justo Gallego?