Diego Martínez

Diego Martínez

/ 17.04.2022

La verdad es que después del anuncio del estado de alarma pensaba que todo iba a ir bien. No debía fallar nada. Todos en casa, todo controlado. Pero me di cuenta de que nada más lejos de la realidad. Por eso me puse en contacto con Altea Psicólogos (me los había recomendado un familiar) y pude realizar una cita por videoconferencia. Al principio no confiaba en que pudiera aportarme muchas soluciones porque ya de por sí la situación era cuanto menos extraña. Pero me llevé la gran sorpresa. Gracias a ellos el confinamiento se hizo menos cuesta arriba con los niños en casa todo el día. Gracias por vuestra ayuda. Hoy por hoy seguimos viéndonos, es fundamental tener una ayuda externa porque ellos ven cosas que no somos capaces de ver lo que estamos dentro. Un saludo!

TAGS:

Déjanos tu comentario

Categorías